Close

PIDE TU CITA +34 93 218 80 80 info@clinicasden.es

Antisépticos orales en odontología

Antisépticos orales en odontología

Antisépticos bucales para prevenir caries, aftas o gingivitis

Los antisépticos orales son sustancias químicas que reducen la placa bacteriana y mejoran la gingivitis. Estos antimicrobianos pueden tener un efecto bacteriostático (de inhibición de las bacterias) o bactericida (de destrucción de las bacterias).

Los antisépticos en odontología se usan como tratamiento de control bacteriano adicional después del tratamiento periodontal en Clínica Den. El objetivo del tratamiento periodontal es la eliminación de las bacterias presentes externamente o internamente en la encía a través del raspado o alisado radicular.

Características de los antisépticos orales

El antiséptico odontológico ideal debe cumplir los siguientes criterios:

  • Aplicación en el área afectada, de forma activa, y que permanezca el tiempo suficiente para cumplir su objetivo sin desarrollar resistencias bacterianas.
  • Buen equilibrio coste/efectividad.
  • Agradable de utilizar.
  • Baja toxicidad.
  • Alta potencia.
  • Eficacia intrínseca.
  • Sustantividad: Esto es la habilidad para adherirse a tejidos blandos y duros e ir liberándose poco a poco, lo que permite que haya actividad antimicrobiana durante 6 o más horas.

Tipos de antisépticos más utilizados y sus características

Los siguientes antisépticos orales son los agentes químicos más comúnmente utilizados:

  • Aceites esenciales (Listerine®): Disminuye la placa y la gingivitis en un 34%. Algunos llevan alcohol como vehículo y son efectivos contra la halitosis.
  • Povidona yodada: Activa contra bacterias, virus y hongos. Se utiliza como aplicación prequirúrgica y puede provocar tinciones.
  • Compuestos de amonio cuaternario (Cloruro de cetilpiridinio): Está presente en pastas y colutorios al 0,05%, actualmente se asocia a la clorhexidina. Su eficacia es moderada puesto que estos antisépticos se eliminan rápidamente de la superficie bucal. Pueden provocar tinciones y sensación de quemazón.
  • Triclosán: Tiene un efecto de inhibición de la placa bacteriana y una sustantividad de 5 horas. Es importante en el control de la gingivitis al tener efecto antiinflamatorio.
  • Fluoruros (de estaño, de sodio o fosfato-acidulado): Tienen propiedades antiplaca y efectos similares al triclosán. Están presente en pastas y colutorios, y producen una alteración de la agregación y metabolismo bacteriano y un control de las caries.
  • Hexetidina (Oraldine®): Antiséptico y acelerador de la cicatrización postquirúrgica. Reduce significativamente la gingivitis y es eficaz en la reducción de la placa. También tiene un efecto beneficioso contra la halitosis.
  • Digluconato de clorhexidina: Es el gold standard entre los antisépticos y el que posee más sustantividad. Produce una disminución de la carga bacteriana salivar de un 90%. Está presente en concentraciones del 0,12% o del 0,2% (reducción del 50-55% de placa y de más del 45% de gingivitis). Entre sus efectos indeseables están las tinciones, formaciones de cálculo y alteraciones del gusto. Su asociación con el cloruro de cetilpiridinio mejora los resultados e interacciona con el laurilsulfato sódico y con el flúor de los dentífricos. Se puede presentar en colutorios, geles, sprays, dentífricos o barnices.

 

0 Comentarios

Deja un comentario