Close

PIDE TU CITA +34 93 218 80 80 info@clinicasden.es

“Contra-opinión” a la limpieza del chupete con la saliva de los padres

El 7 de Mayo salió publicado en La Vanguardia (y otros importantes periódicos internacionales) el artículo titulado “Para limpiar un chupete, lo mejor es la saliva de los padres”, escrito por Josep Corbella, periodista especializado en temas de salud. El artículo hacía referencia a una investigación del Dr. Hesselmar y su equipo, publicada en la revista Pediatrics en mayo 2013.

El Dr. Hesselmar menciona que los bebés que poseen una microflora intestinal variada, tienen menor riesgo de presentar alergia y eczema. Su investigación se centra en 184 bebés suecos, a los cuales se les realiza una evaluación de alergia y sensibilidad a los 18 y 36 meses. En una entrevista telefónica con los padres cuando el bebé tenía 6 meses de edad, se les preguntó el método cómo limpiaban su chupete. Hesselmar concluye que los bebés nacidos vía vaginal y en los cuales el chupete fue limpiado con la saliva de los padres, presentaron menor riesgo de eczema.

Pienso que el trabajo original está bien hecho y que es una hipótesis válida, sin embargo me surgen interrogantes en varios aspectos… especialmente porque toda la evidencia científica actual relaciona la transmisión temprana de bacterias de la saliva de los padres al bebé, con un mayor riesgo de caries de éste a corto, mediano y largo plazo. Es evidente que el objetivo de la investigación era relacionar el riesgo de alergia con la manera cómo se limpiaban los chupetes los primeros 6 meses de vida del bebé, pero no puedo dejar de preguntarme:

[u_list style=”circle”]

  • ¿Por qué no se estudiaron variables de salud bucal (de los padres, del bebé) tomando en cuenta que la caries dental es una enfermedad mucho más frecuente que el asma y las alergias?
  • Si el autor hubiese evaluado también las bacterias relacionadas con las caries (y no solo los gérmenes entéricos) en las muestras de saliva de los niños ¿hubiera resultado que los bebés con los mayores niveles de bacterias cariogénicas eran aquellos en los cuales su chupete era limpiado con la saliva de sus padres?
  • Si se hubiese hecho un examen bucal de los bebés a los 18 y 36 meses, ¿se hubiera encontrado que los bebés en los cuales su chupete era limpiado con la saliva de sus padres tenían las primeras señales de caries?
  • En el caso de que los niños estuvieran libres de caries, ¿el examen bucal de los padres (especialmente de la madre) revelaría que tienen a su vez una excelente salud bucal y un bajo riesgo de caries?
  • En el caso de que los niños estuvieran libres de caries, ¿sería porque sus padres les limpian los dientes dos veces al día con una pasta fluorada? (hábito que en preescolares españoles se limita a un 30%)
  • ¿Por qué si los resultados del estudio dan pie a una hipótesis (el trabajo original plantea en todo momento la idea de “podría” / “es probable” / “quizás”) el periodista transmite el mensaje como si fuera una relación causa-efecto?
  • Si los niveles de caries en Suecia son los más bajos de la Comunidad Europea, ¿este hábito sería extrapolable a la población española con un elevado riesgo de caries infantil y un gran porcentaje de ausencia dentales por caries en adultos?
[/u_list]

Como odontopediatra, no puedo más que preocuparme por las repercusiones que tendrá este artículo, especialmente tomando en cuenta que la mayoría de nosotros dedica más del 90% de su tiempo tratando las secuelas devastadoras que tiene esta enfermedad en niños.
No puedo terminar este artículo sin pedirle a las madres que lo estén leyendo… No limpien los chupetes de sus hijos con su saliva, no utilicen las mismas cucharas, no le den besos en la boca… Al menos esperen a que más investigaciones prueben que los beneficios de este hábito son mayores que los riesgos.

Dra. Camila Palma Portaro
Odontopediatra, Col. 4781

0 Comentarios

Deja un comentario