Close

PIDE TU CITA +34 93 218 80 80 info@clinicasden.es

Endodoncia quirúrgica

Endodoncia quirúrgica

Aplicaciones del microscopio en endodoncia

Las aplicaciones del microscopio en endodoncia podríamos diferenciarlas en dos tipologías: Endodoncia quirúrgica y endodoncia no quirúrgica. Hoy os daremos algunos tips sobre la primera tipología y en un siguiente artículo trataremos la segunda tipología. 

Endodoncia Quirúrgica

El principio en el cual se basa la microcirugía es la observación de que la mano puede llevar a cabo intrincadas micromanipulaciones gracias a que el ojo puede observar un campo magnificado, y este puede ser interpretado por la mente. La endodoncia quirúrgica fue el primer campo de la odontología en el cual se aplicó el microscopio dental.  El atractivo inicial de los microscopios para los endodoncistas era su potencial para mejorar los pronósticos quirúrgicos.

La cirugía endodóntica es una alternativa terapéutica al tratamiento endodóntico; El resultado de esta técnica es afectado por varios factores, algunos de los cuales pueden ser eliminados con el uso de microscopio dental.  Ya que en la cirugía endodóntica se realizan procedimientos altamente delicados, y frecuentemente en áreas difíciles de visualizar, se han de emplear todos los medios disponibles que permitan mejorar la visión del operador.  Las dificultades visuales durante la cirugía pueden derivar en un fracaso del tratamiento. Puede decirse que el microscopio dental mejora y facilita cada fase de la cirugía endodóntica,  por lo tanto su uso es altamente recomendado. 

Numerosos autores como Hume, Greaves, Apotheker, Baumann, Linares, Selden, Bellizzi, Loushine, Reuben han informado que el uso del microscopio mejora los resultados de la endodoncia quirúrgica debido a que emplea una iluminación y magnificación más adecuada.  También Pecora y Andreana y Carr, Kim y Rubinstein. 

¿Cuándo utilizamos el microscopio durante una endodoncia quirúrgica?

El microscopio es usado durante la cirugía endodóntica durante la osteotomía, curetaje, apicectomía, preparación apical, retroobturación y la documentación 

El microscopio permite llevar a cabo una osteotomía lo más conservadora posible, pudiendo diferenciar en todo momento entre raíz y hueso. También es posible observar las partículas de material endodóntico extruídas y eliminarlas, así como eliminar el tejido de granulación con mayor facilidad. Tras la apicectomía con el microscopio se puede observar  la superficie resectada pudiendo determinar la existencia de conductos no obturados, istmos, deltas, conductos laterales, fracturas y perforaciones. Esto permite al clínico comprender porque han fallado tratamientos previos. La elaboración de la cavidad retrógrada también se ve simplificada, pudiendo incluir las variaciones anatómicas en la preparación. Para la colocación del material de retroobturación el microscopio también constituye una herramienta de gran ayuda, pudiendo bruñir los márgenes y eliminar los excedentes de material (disminuyendo así las reacciones a cuerpo extraño del tejido conectivo).  Logrando por lo tanto un mejor sellado apical

Diversos estudios clínicos han determinado un mejor post-operatorio en aquellos procedimientos endodónticos quirúrgicos realizados con el microscopio. Estos resultados se pueden deber a que el microscopio minimiza el trauma tanto de tejidos blandos como de tejidos duros. Rubinstein y Kim en un reciente estudio sobre 94 cirugías realizadas con el microscopio, mostraron un porcentaje de éxito superior al 98´6% en el primer año, los autores atribuyen el éxito principalmente a las técnicas microquirúrgicas mas que a los materiales usados

De todas formas, se necesitan más estudios para comparar los porcentajes de éxito de la endodoncia quirúrgica realizada con el microscopio, en relación con aquella realizada sin el microscopio. 

Dr. Olivieri

Clínica Den Barcelona

0 Comentarios

Deja un comentario