Close

PIDE TU CITA +34 93 218 80 80 info@clinicasden.es

La Diabetes y la Enfermedad Periodontal

En nuestra Clínica dental de Barcelona nos hemos encontrado muchas veces que personas diabéticas nos preguntan al respecto de sus tratamientos y como afecta esto a la buena evolución y el resultado deseado. En mi caso, me centraré en todo aquello que tiene que ver con mi especialidad, la periodonciay la enfermedad periodontal.
La diabetes mellitus incluye un grupo de enfermedades metabólicas, con alteración en el metabolismo de los carbohidratos, en las que la glucosa está infrautilizada y sobreproducida, lo que conduce a hiperglucemia, es decir, aumento de la glucosa en sangre.

A largo plazo, el diabético puede desarrollar diversas complicaciones, que incluyen retinopatía (que puede conducir a ceguera), nefropatía (que puede llevar a fracaso renal), neuropatía periférica (que puede causar úlceras en los pies, amputaciones y problemas en las articulaciones), neuropatía autónoma (que puede causar síntomas gastrointestinales, genitourinarios, cardiovasculares y disfunción sexual). Incluso muchos investigadores consideran a las enfermedades periodontales como otra complicación de la diabetes (AAP 1996).

Actualmente sabemos que existe una relación bidireccional compleja entre la diabetes y la enfermedad periodontal, donde la diabetes provoca una respuesta inflamatoria exacerbada frente a las bacterias patógenas presentes en la encía lo que acelera la destrucción de los tejidos de soporte periodontales.

Los pacientes diabéticos mal controlados tienen un riesgo 2.9 más alto de tener enfermedad periodontal que aquellos pacientes sin diabetes. Sin embargo los pacientes diabéticos bien controlados se pueden categorizar como pacientes saludables, es decir, que disminuyen el riesgo y controlan mejor la aparición o el avance de las enfermedades periodontales.

La Federación Internacional de Diabetes (IDF 2009) ha establecido una serie de recomendaciones para el cuidado de los pacientes diabéticos:
[u_list style=”tick”]

  • Evaluar anualmente si el pacientes cumple las recomendaciones diarias de cuidado bucal y si atiende las revisiones profesionales necesarias
  • Evaluar anualmente los síntomas de problemas en las encías (incluido sangrado al cepillarse o encías enrojecidas o hinchadas)
  • Si el paciente no realiza los cuidados diarios adecuados, hay que recordarles que estos forman parte del control de la diabetes y recordar la importancia de las revisiones periódicas con el odontólogo
  • Si hay sospechas de que el paciente pudiera tener problemas periodontales, se le debe recomendar acudir al odontólogo
  • La educación de las personas con diabetes debe incluir las implicaciones de la diabetes, especialmente si está mal controlada, en la salud bucal, especialmente en la salud periodontal
[/u_list]
0 Comentarios

Deja un comentario