Close

PIDE TU CITA +34 93 218 80 80 info@clinicasden.es

Mantenimiento Después de la Ortodoncia

Muchos de los pacientes de nuestra clínica dental de Barcelona se someten a tratamientos de ortodoncia por cuestiones de salud bucal o estética. Estos tratamientos tienen una duración media de dos años aunque varían según las necesidades de cada paciente. Durante el tratamiento se debe tener más cuidado con algún tipo de alimentos para evitar la rotura, así como con los hábitos de higiene bucal, ya que con el aparato fijo se retiene más cantidad de alimentos entre los dientes. Aunque hoy en día y en función del caso, hay tratamientos de usar y quitar y otros casi impercetibles, como la ortodoncia invisible.

Una vez terminado con el tratamiento se necesita realizar un mantenimiento para que los dientes no vuelvan a su posición inicial. Para ello, es necesario utilizar unos aparatos de mantenimiento, también llamados retenedor. Al principio del tratamiento es necesario llevarlos durante todo el día y poco a poco el ortodoncista va cambiando las indicaciones de uso.

La ortodoncia es un tratamiento que bien realizado te puede cambiar la vida a mejor, en términos de salud y estética. Por lo que es importante seguir las instrucciones del especialista y asegurarnos que en todo momento estamos siguiendo el proceso y pasos planificados. De no ser así nos podemos encontrar con problemas adicionales que pueden complicar el proceso, además de hacerlo inútil o demasiado duradero en el tiempo (incomodidad y dolor). Si has decidido junto al especialista que debes hacer un tratamiento de ortodoncia tienes que tener muy claro que tiene un tiempo, un coste y unas pautas muy concretas. En Clínicas Den siempre informamos y asesoramos antes, durante y después porque esta es la única manera de conseguir el mejor resultado.

Si se usan correctamente, los aparatos de mantenimiento permiten mantener la posición de los dientes indefinidamente. Sin embargo, estos aparatos de ortodoncia requieren un cuidado. Si son extraíbles, deben limpiarse una vez al día con cepillo de dientes y agua dental, con agua tibia, no caliente. También se pueden usar limpiadores de aparatos ortodóncicos efervescentes, aunque no reemplazan un buen cepillado. Se deben guardar en un estuche para evitar que cojan otras formas.

Finalmente, para mantener la misma posición de los dientes es necesario evitar malos hábitos como morder objetos, apretar los dientes…ya que estos podrían cambiar de nuevo la posición de nuestros dientes.

0 Comentarios

Deja un comentario