Close

PIDE TU CITA +34 93 218 80 80 info@clinicasden.es

Mantenimiento periodontal y de implantes.

Mantenimiento periodontal y de implantes.

En este artículo el Dr. Daniel Jiménez, nuestro periodoncista, nos explica la importancia del mantenimiento periodontal y la necesaria y deseable cooperación del paciente.

Después del tratamiento activo, la enfermedad periodontal puede reinstaurarse. En este sentido debe considerarse potencialmente crónica. La efectividad del tratamiento a largo plazo depende del mantenimiento de un ecosistema en el que exista un equilibrio entre el paciente y las bacterias. Conseguir este equilibrio dependerá fundamentalmente del paciente mediante la eliminación diaria de la placa bacteriana. Sin embargo, la cooperación del paciente es difícil de mantener a lo largo del tiempo y se precisa ayuda profesional.

El tratamiento periodontal consta de 4 fases:
-Fase I o fase higiénica (causal).
-Fase II o fase quirúrgica.
-Fase III o restauradora.
-Fase IV o fase de mantenimiento.

La fase de mantenimiento periodontal debe empezar justo después de terminar la fase I o higiénica.
El objetivo principal es prevenir o minimizar la recurrencia y progresión de la periodontitis en pacientes ya tratados. Otros objetivos incluyen la prevención y reducción de la pérdida de dientes y el diagnóstico y tratamiento de otras condiciones patológicas de la cavidad oral.

La terapia de mantenimiento junto a un buen control de placa constituye un factor clave en el éxito del tratamiento. El intervalo de mantenimiento de 3 meses es el más frecuentemente utilizado, pero éste puede acortarse o alargarse en función de los parámetros clínicos y de las necesidades de cada paciente. El fundamento de realizar mantenimientos cada 3 meses se basa en el tiempo requerido para la repoblación bacteriana subgingival después de haber realizado el desbridamiento mecánico. Por tanto, un programa regular de mantenimiento periodontal parece crítico para conservar la salud de las encías.

El cumplimiento del paciente con el programa de mantenimiento es un problema constante en la práctica dental. Las razones por las cuales el paciente no acude a las citas de mantenimiento son: miedo, coste del tratamiento, tipo de tratamiento recibido previamente, ausencia de motivación y el tabaquismo.

La evaluación del riesgo de recidiva de la periodontitis puede determinarse en base a una serie de situaciones clínicas, por lo que se creó un diagrama (Lang & Tonetti 2003) que incluye los siguientes aspectos: porcentaje de sangrado de la encía al sondaje, prevalencia de bolsas residuales superiores a 4 mm, pérdida de dientes a partir de un total de 28, pérdida de inserción en relación con la edad del paciente, estado general y condiciones genéticas, y factores ambientales como el tabaquismo. Esto proveerá un perfil individualizado del riesgo y determinará la frecuencia de las visitas.

Las visitas de mantenimiento son un reflejo de la primera visita de diagnóstico, en la que se monitorizan distintos parámetros de salud y enfermedad: actualización de la historia médica y dental, un examen intraoral y extraoral, un examen periodontal (profundidad de sondaje, índice de sangrado y de placa, salud de la encía, recesiones, movilidad, afectación de la furca y supuración), radiografías para comprobar pérdida ósea o presencia de caries, procedimientos de raspado y alisado de las raíces y pulido y retratamiento de determinadas áreas.

Daniel Jiménez Cabeza – Periodoncista en clínicas DEN

0 Comentarios

Deja un comentario