Close

PIDE TU CITA +34 93 218 80 80 info@clinicasden.es

Odontología con microscopio

Odontología con microscopio

EL MICROSCOPIO OPERATORIO EN ODONTOLOGÍA: NECESIDAD O LUJO?

La introducción del microscopio en odontología, algo que llevamos tiempo desarrollando en Clínica Den desde hace tiempo, permite al operador el ver, en elevada posición, el campo operatorio con numerosas ventajas:

  • Individualizar la extensión del proceso patológico y la presencia eventual de anomalías anatómicas.
  • Intervenir de modo selectivo realizando una aproximación muy conservadora sobre los tejidos.
  • Trabajar con mayor seguridad en la zona de riesgo con estructuras anatómicas delicadas, evitando complicaciones iatrogénicas.
  • Controlar el propio trabajo para evitar errores del procedimiento.
  • Estandarizar la técnica operatoria.

Las condiciones de trabajo en nuestro medio presentan una insuficiente visibilidad e iluminación del campo operatorio. Ayudados por un microscopio operatorio en odontología, con iluminación propia, vemos más allá. Mejorando nuestras condiciones de trabajo. LUZ + AUMENTO= PRECISIÓN

La literatura científica no ofrece todavía datos comparativos sobre el porcentaje de éxito obtenido en microcirugía respecto a la odontología tradicional hecha a simple vista, con el microscopio operatorio o con otro sistema de magnificación.

El uso de lupas es una ayuda indispensable en odontología. Insustituible en caso de que la intervención requiera un campo operatorio de amplio diámetro con elevada profundidad de campo y la necesidad de variar el lugar de trabajo; característica por la cual el microscopio resulta menos manejable.

Las ventajas del microscopio operatorio consisten en:

  • Mayor libertad en la postura del operador.
  • Posibilidad de utilizar aumentos mayores y de variarlos o de cambiarlos en relación a la necesidad de trabajo o para controlar el detalle anatómico.
  • Utilización de la visión binocular en todas las posiciones.
  • Obtener una buena imagen de contraste con un buen efecto tridimensional.
  • Iluminar el campo operatorio de forma nítida y homogénea.
  • Mejorar la precisión de la preparación y de la maniobra terapéutica.
  • Posibilidad de conseguir documentación fotográfica y de vídeo sin interrumpir el procedimiento intraoperatorio.

Por el contrario, la mayor desventaja de trabajar con microscopio operatorio es que existe una mayor dificultad inicial ya que requiere una fase de aprendizaje (4 a 12 meses).

Las diferentes ramas de la odontología en las que se puede utilizar el microscopio se pueden clasificar de mayor a menor utilidad clínica en:

  • Conservadora
  • Endodoncia
  • Cirugía
  • Periodoncia
  • Prótesis
  • Implantología

La introducción del microscopio resulta particularmente útil en endodoncia. En el ámbito diagnóstico, la introducción del microscopio facilita la evidencia de microfracturas. Además nos aporta la posibilidad de un aumento visual y por tanto tener un resultado más predecible. Por ejemplo es de gran ayuda a la hora de localizar el conducto en condiciones fisiológicas. Ya que podremos realizar una mayor conservación del tejido con la consiguiente reducción de la cavidad de acceso y de la conformación del conducto.

También seremos más conservadores a la hora de llevar a cabo el retratamiento del conducto, la eliminación de postes o instrumentos fracturados, la instrumentación de conductos calcificados e incluso en cirugías periapicales.

0 Comentarios

Deja un comentario