Close

PIDE TU CITA +34 93 218 80 80 info@clinicasden.es

RELACIÓN ENTRE DIABETES MELLITUS, GINGIVITIS Y/O PERIODONTITIS

RELACIÓN ENTRE DIABETES MELLITUS, GINGIVITIS Y/O PERIODONTITIS

Efectos de la diabetes mellitus en el periodonto.

La diabetes mellitus es un factor de riesgo para padecer gingivitis y periodontitis. A partir de diversos estudios se concluye que el control de la glucemia en la diabetes puede ser una variable importante en el inicio y progresión de la enfermedad periodontal. Existe una importante influencia de la respuesta inmunoinflamatoria del paciente en la prevalencia y severidad de la periodontitis más que del tipo de bacterias patógenas presentes.

La función de algunas células inmunitarias están alteradas en la diabetes, dando lugar a un aumento de la producción de mediadores de la inflamación. Estos mediadores de la inflamación están presentes también en las encías, pudiendo aumentar la inflamación de las mismas, la pérdida de inserción y la pérdida ósea. También se producen cambios en la síntesis y maduración del colágeno, que se degrada rápidamente afectando a la curación del periodonto y contribuyendo a su destrucción.

Asociación entre enfermedad periodontal y diabetes.:

La inflamación crónica por enfermedad periodontal tiene a su vez un impacto en el control de la glucemia, en las complicaciones de la diabetes (alteraciones cardiovasculares, cerebrovasculares o vasculares periféricas), en la función de las células beta del páncreas, en la resistencia a la insulina y en el desarrollo futuro de diabetes tipo 2.

Aunque la evidencia de asociación para ambas enfermedades es sólo emergente para diabetes tipo 1 y baja para diabetes gestacional, si que existe una alta evidencia de asociación entre periodontitis y diabetes tipo 2. Las periodontitis avanzadas producen un aumento de la hemoglobina glicosilada (HbA1C) en pacientes con diabetes tipo 2 pero también en los no diabéticos. Es posible que la periodontitis inicie o aumente la resistencia a la insulina de forma similar a la obesidad, lo cual se traduce en un peor control de la glucemia en sangre.

Se ha demostrado tras el tratamiento de raspado y alisado radicular una reducción media de HbA1C del 0,36% a los 3 meses. Estos niveles de reducción de la hemoglobina glicosilada a corto plazo equivalen a añadir un segundo fármaco al tratamiento de la diabetes, lo que convierte al tratamiento mecánico en un tratamiento de elección. Los pacientes con diabetes mellitus tipo 2 se beneficiarán por tanto del tratamiento mecánico y de un buen mantenimiento contínuo de la higiene oral. Los pacientes con peor control de la glucemia pueden presentar una recurrencia más rápida de la enfermedad y una respuesta al tratamiento a largo plazo menos favorable.

Si has sido diagnosticado de diabetes mellitus, tienes mayor riesgo de padecer enfermedad periodontal, pudiendo llevarte a la pérdida de dientes y a su vez a un peor control de la diabetes. Podrías tener periodontitis si has notado encías enrojecidas, sangrantes y/o inflamadas, supuración, mal sabor, dientes más largos en apariencia, movilidad o espacios entre los dientes y acúmulo de sarro o cálculo. Asimismo, puedes padecer también sequedad bucal, sensación de ardor, infecciones por hongos y peor cicatrización de las heridas. Se recomienda por tanto revisiones dentales regulares como parte del manejo de la diabetes y realizar una higiene de dientes y encías cuidadosa en casa para un buen mantenimiento de la salud bucal y sistémica.

Dr. Daniel Jiménez Cabeza
Periodoncia en Clínica DEN

0 Comentarios

Deja un comentario