¿Sabías que muchas personas llevan carillas dentales pero los demás ni lo percibimos? Las carillas son uno de los tratamientos en Odontología que más ha avanzado en estos últimos años, ¿pero sabes exactamente qué son?

Las carillas dentales pueden solucionar algunos problemas de funcionalidad, pero lo cierto es que son uno de los tratamientos estrella de la estética dental. Se trata de láminas que se colocan sobre la cara externa del diente. Pueden estar formadas por distintos materiales. Con esta técnica se solucionan problemas estéticos como roturas, cambios de coloración o malposiciones.

Estas son las principales características de las carillas dentales:

  1. ¿De qué material están hechas?

Durante estos últimos años, este tratamiento se ha ido sofisticando cada vez más. Los dentistas han ido innovando hasta obtener carillas de dos materiales distintos. Existen las carillas de porcelana y las de composite.

  1. Carillas dentales de porcelana

Estas carillas son láminas muy finas hechas a partir de porcelana en el laboratorio. Las láminas se diseñan de modo personalizado, según las necesidades del paciente. Después se colocan en la cara externa del diente. Esta técnica suele ser más cara que el composite porque sus resultados duran más tiempo y no hace falta dedicar un tiempo excesivo a su mantenimiento.

  1. Carillas de composite

Las carillas dentales de composite se crean directamente sobre el diente. Se utiliza una resina similar a la empleada en empastes. Después se da forma a esa pasta hasta que el dentista obtiene la forma deseada. Este material es más barato, pero también requiere mucha destreza del doctor que lo aplica. Estas carillas necesitan un poco más de dedicación en cuanto al mantenimiento.

  1. Una alternativa al blanqueamiento

En algunas casos, el tratamiento de carillas es una alternativa al blanqueamiento dental. La diferencia es que los resultados de un blanqueamiento dental duran un año o un poco más. En cambio, las carillas suelen durar de 8 a 10 años si se trata de composite y más tiempo si es el caso de carillas de porcelana.

  1. Cambios de color

Sin embargo, las carillas no se mantendrán siempre del mismo blanco impoluto. Al igual que los dientes, los materiales de las carillas son porosos (el composite más que la porcelana). Este hecho hace que el color pueda variar y volverse un poco más amarillento con los años. Debemos tener el mismo cuidado con ciertos alimentos, como el café, la remolacha o el vino tinto, ya que suelen teñir dientes y carillas.

  1. Solución al diastema y otras problemáticas

Las carillas dentales suelen ser una de las opciones para corregir el diastema. Este es el nombre que recibe un espacio interdental grande entre dos dientes. Esta problemática también se puede solucionar con ortodoncia, pero el proceso es más largo. Por otro lado, las carillas también pueden acabar con otros problemas funcionales y estéticos, como leves malposiciones o cambios de color.

  1. Larga duración

Las carillas dentales tienen una duración media de entre los  10 o 15 años, siempre y cuando mantengamos una higiene y salud gingival correctas. Durante el periodo, hay que  visitar al dentista regularmente, pero no más que cualquier otra persona que cuide de su sonrisa.

Comentarios

Pide tu Cita










Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies