¿Cómo hacer que el proceso de dentición sea más cómodo para nuestro bebé?

La dentición suele comenzar, generalmente, alrededor de los cuatro y siete meses de edad.

Cada bebé es diferente, por lo que saber qué buscar y qué hacer puede ayudar a aliviar algunos de los peligros de la dentición y crear una experiencia más cómoda y sin estrés para padres e hijos.

Señales comunes de la dentición

La dentición puede ser una experiencia dolorosa para los bebés, por lo que muchos de los síntomas más comunes son los relacionados con la frustración y el dolor.

Si tenemos suerte y nuestro bebé no parece molesto por la sensación de la dentición, podemos encontrar signos principalmente visuales y relacionados con la apariencia de la boca y las encías.

Algunos de los signos más comunes de la dentición incluyen:

  • Encías inflamadas.
  • Agitación.
  • Una temperatura por encima de lo normal.
  • Babear más de lo habitual.
  • Dificultad para dormir.
  • Cambios en los patrones de alimentación.
  • Dientes visibles que emergen de la línea de las encías.
  • El bebé se frota la cara o se tira de las orejas.

Señales sutiles de la dentición

Además de algunos de los signos más comunes y conocidos de la dentición, también podemos experimentar algunas indicaciones más sutiles de que nuestro bebé está a punto de tener dientes nuevos.

Algunos de estos síntomas se confunden fácilmente con un resfriado u otra enfermedad, pero en realidad están relacionados con la dentición.

  • Erupción en la cara.
  • Diarrea.
  • Ampollas de sangre en las encías.
  • Ganglios linfáticos inflamados.

Si nuestro hij@ produce mucha más saliva en la dentición, puede causar más cantidad de babas y las babas pueden, a su vez, causar una erupción en la cara del bebé.

La ingestión del exceso de saliva puede provocar diarrea.

Los ganglios linfáticos inflamados, al igual que la fiebre, pueden ser una reacción a la dentición en lugar de una enfermedad real.

Las ampollas de sangre en la boca pueden ocurrir fácilmente cuando los dientes están en erupción. Aunque parecen alarmantes, no son motivo de preocupación.

¿Cómo aliviar el dolor de la dentición?

El dolor de la dentición puede hacer que los bebés se encuentren extremadamente malhumorados y difíciles de tratar.

Afortunadamente, hay varias cosas que podemos hacer para aliviar un poco su dolor.

  • Frotar las encías del bebé: Proporcionar un suave masaje de las encías con las manos limpias puede proporcionarle un poco de presión, lo que aliviará un poco el dolor de la dentición.
  • Distraer al bebé: Intentemos distraerlo. Un nuevo juguete o salir a pasear puede ayudarnos a distraer a nuestro bebé de su malestar.

¿Cuándo ir a ver al dentista o doctor de confianza?

Muchos signos de la dentición son similares a los de una infección de oído, gripe, resfrío u otro problema.

No siempre es fácil saber cuándo nuestro bebé padece un discreto malestar o cuándo está pasando algo más grave.

Deberemos consultar con nuestro doctor/a de confianza cuando:

  • Nuestro bebé sufra fiebres altas.
  • Aparezca una erupción en algún lugar que no sea la cara.
  • Nuestro hijo tenga mucha tos o padezca vómitos.

Una vez que el primer diente esté en su lugar, es hora de comenzar a ver al dentista.

Por lo general, debemos programar la primera visita con un dentista pediátrico antes del primer cumpleaños de nuestro hijo para asegurarnos de que se sienta cómodo con la experiencia antes de tiempo. Si bien estas visitas tempranas deben ser rápidas y simples, es bueno adquirir el hábito a una edad temprana.

La dentición es una parte inevitable del crecimiento para los niños pequeños y la inquietud que conlleva es un rito natural de paso cuando la crianza de los hijos.

Cuando termine el proceso, nuestro bebé tendrá una sonrisa brillante y hermosa para mostrar al mundo. En Clínicas Den, nuestra especialista en odontopediatría nos ayudará durante todo el camino.

Comment

There is no comment on this post. Be the first one.

Leave a comment

X