¿Cómo pueden afectar los problemas de salud general a nuestra salud oral?

La conexión entre nuestra salud general y oral es más que evidente. La deficiencia de una afecta a la otra y viceversa.

A continuación, compartimos algunos de los problemas de salud general que pueden llegar a afectar de mayor o menor manera a la salud de nuestra sonrisa y a la función de nuestra boca.

Diabetes

La diabetes también tiene efectos perjudiciales en nuestra salud oral.

Las afecciones orales como la periodontitis (inflamación aguda de las encías) dificultan que el cuerpo procese la insulina.

La sequedad en la boca o el retroceso o sangrado de las encías puede indicar una condición subyacente como la diabetes.

Tener la boca seca significa generar menos saliva para eliminar las partículas de alimentos, el azúcar y los ácidos, lo que hace que los pacientes diabéticos sean más propensos a las caries.

Además, como las heridas suelen curarse de manera más lenta en las personas con diabetes, los problemas orales como las úlceras bucales y las infecciones de las encías pueden tardar mucho más en curarse.

Osteoporosis

Las personas que padecen osteoporosis tienen una densidad ósea más baja que debilita sus huesos y hace que éstos se fracturen más fácilmente.

Esta densidad ósea reducida puede afectar el hueso de la mandíbula, contribuir a la periodontitis y la pérdida de dientes, y puede hacer que las dentaduras no se ajusten adecuadamente.

Las mujeres con osteoporosis tienen tres veces más probabilidades de sufrir pérdida de dientes que aquellas que no tienen la condición. La ingesta de calcio, especialmente durante y después de la menopausia, es crucial para prevenir la osteoporosis y sus efectos en la salud oral.

VIH y SIDA

Las personas con VIH y SIDA sufren problemas orales mucho más a menudo que las personas que no tienen la enfermedad.

Las úlceras bucales, las verrugas orales, la candidiasis oral, las lesiones en la lengua y la inflamación de las encías son comunes en las personas con VIH y SIDA. Es importante que los pacientes con VIH cuiden bien de su salud general al seguir un estilo de vida saludable y ser diligentes al tomar sus medicamentos antivirales.

Las infecciones orales se pueden propagar a otras partes del cuerpo y provocar complicaciones graves o la muerte de una persona con un sistema inmunitario debilitado.

Asma

Los medicamentos para el asma como los inhaladores de broncodilatadores y corticosteroides pueden causar caries dentales, en especial cuando se usan diariamente para prevenir los ataques de asma.

El uso prolongado de inhaladores para el asma reduce la producción de saliva en la boca, dejando nuestros dientes y encías susceptibles a infecciones y caries.

Cuando ocurre un ataque de asma, generalmente se acompaña de tos. Los ataques de tos regulares pueden causar una afección llamada reflujo gastroesofágico, también llamada reflujo ácido.

Esto es cuando el ácido del estómago se empuja hacia arriba en el esófago y, a veces, en la boca. Si esto sucede con frecuencia, el ácido puede causar erosión dental.

Estrés y ansiedad

Cuando vivimos épocas de estrés o ansiedad, tendemos a tensarnos, a apretar las mandíbulas y los dientes.

Algunas personas rechinan sus dientes, lo que puede ocurrir mientras se está despierto o dormido.

¿Qué hacemos al respecto? Lo primero es ser conscientes de que se sufre este problema. Deberemos hacer el esfuerzo de aflojar nuestra mandíbula cuando vivamos momentos de tensión, así como usar férulas dentales para dormir y proteger nuestros dientes mientras dormimos.

Estilo de vida poco saludable

Seguir un estilo de vida poco saludable afectará a nuestra salud oral y general.

Implementar pequeños cambios a nuestra vida asegurará resultados positivos para nuestra salud a largo plazo.

¿Cómo?

  • Incorpora una alimentación diaria saludable a tu día a día.
  • Aumenta tu actividad física. Tan solo necesitarás 15 minutos al día para caminar y activar nuestro cuerpo.
  • Deja de fumar y evita consumir alcohol.
  • Cepíllate los dientes a diario, así como no olvides usar hilo dental.
  • Visita regularmente a tu dentista de confianza para que éste/a supervise tu salud bucodental.

En Clínica Den trabajamos a diario para mejorar la salud de tu sonrisa y tu bienestar general.  Visítanos, analizaremos tu caso y buscaremos la mejor solución para ti y para los tuyos.

Comment

There is no comment on this post. Be the first one.

Leave a comment

X