Consejos para mantener una sonrisa saludable en vacaciones

¡El verano ya está aquí! Llegaron por fin las largas jornadas de playa, la oportunidad de descubrir una nueva ciudad o esas excursiones por la montaña que tanto nos divierten. Huimos de la rutina, desconectamos y puede que nos olvidemos por unos días de nuestros hábitos diarios que llevamos a cabo durante el año.

Hagas lo que hagas este verano para disfrutar de tus días de ocio, recuerda cuidar de tu sonrisa para lucirla siempre limpia y reluciente.

A continuación, compartimos contigo sencillos consejos para mantener tu salud bucodental mientras disfrutamos del verano y todos sus placeres.

 

No olvides llevarte lo esencial

Por supuesto, dependerá del lugar de destino, pero puede que decidas pasar tus días libres en algún lugar remoto con dificultades para obtener suministros dentales o hacerlo supone un coste elevado con el que no contamos.

Para evitar este tipo de situaciones y no vernos obligados a dejar de lado nuestros buenos hábitos bucodentales, aconsejamos incluir un pequeño “pack dental” en nuestra maleta de viaje.

No nos referimos solo a llevarnos el cepillo de dientes junto a la pasta dental. Es importante empaquetar también hilo y enjuague bucal para asegurarnos de mantener nuestra salud a raya aún encontrándonos en la parte más lejana del planeta.

Otro elementos útil e importante es el protector solar para nuestros labios. Los labios son una parte esencial de nuestra boca y sonrisa, pero muchas veces nos olvidamos de ellos en nuestra rutina de cuidado dental.

Debemos proteger nuestros labios de los rayos dañinos del sol, especialmente en destinos con altas temperaturas y actividades que impliquen exposición solar.

Durante el periodo vacacional también es importante mantener la higiene de objetos personales como el cepillo de dientes. Aconsejamos mantener el cepillo separado del resto de enseres, así como limpio y ventilado.

Revisión previa a las vacaciones

Hay personas a las que visitar el dentista puede convertirse en un momento incómodo y poco agradable. Aún así, es más que necesario realizar chequeos regulares y visitar nuestra clínica de confianza en cuanto sufrimos algún problema relacionado con nuestra salud bucodental.

Como dice el dicho, más vale prevenir que curar. Por ese motivo, recomendamos firmemente visitar nuestro especialista antes de irnos a disfrutar de nuestras vacaciones. Un problema dental fuera de casa y de nuestra comodidad puede suponer una verdadera molestia y arruinar nuestro viaje.

En caso de sufrir alguna molestia bucal, por muy leve que ésta sea, deberemos asegurarnos de consultarlo con nuestro dentista. Éste tendrá tiempo de recomendarnos el tratamiento y la solución más indicada en cada caso antes de partir hacia nuestro destino.

Mitos sobre el cuidado bucodental

Es importante ignorar los muchos mitos sobre trucos de higiene bucal y mantener una buena atención dental.

Usar enjuague bucal no es lo mismo que cepillarse. Omitir el cepillado para ahorrar tiempo del viaje es un error.

Así como cepillarse los dientes una vez al día. Nuestra higiene bucodental debe llevarse a cabo tanto por la mañana como por la noche, incluyendo el cepillado posterior a las diferentes comidas que realizamos durante la jornada.

Desaconsejamos usar objetos u otros elementos como nuestros dedos de las manos como substitutos del cepillo. No realizarán su “trabajo” correctamente ni asegurarán una higiene suficiente.

La higiene bucal es imprescindible para el correcto mantenimiento de la salud bucodental y general de una persona. Recomendamos ser organizamos y planificar con tiempo nuestros planes vacacionales con el fin de mantener una rutina oral saludable sin entorpecer nuestros planes de aventura u ocio.

Comment

There is no comment on this post. Be the first one.

Leave a comment

Call Now Button
X