La periodontitis es una enfermedad inflamatoria que afecta a los tejidos que envuelven los dientes.

Aparece cuando la gingivitis no ha sido tratada adecuadamente y se desarrolla en esta enfermedad.

Se trata de una infección mucho más profunda de la encía, que se desengancha del diente formando bolsas periodontales. La gravedad de esta afección es que puede provocar la pérdida del hueso que sujeta el diente.

Las enfermedades relacionadas con las encías se producen a partir de la acción de las bacterias que viven en nuestra boca.

Estas bacterias se depositan en nuestros dientes y encías.

La placa formada por estas bacterias y depositada en nuestros dientes puede causar gingivitis, que es la forma más leve de enfermedad periodontal.

La gingivitis provoca la irritación i la inflamación de la parte de la encía que se encarga de envolver el diente.

Se puede solucionar a tiempo si se recurre a ayuda profesional y se lleva a cabo una correcta higiene dental desde casa.

En caso de que continúe la inflamación, ésta se desarrollará en periodontitis.

¿Cuáles son las causas de la periodontitis?

Si nuestra higiene oral es incorrecta o insuficiente, hace que estas bacterias crezcan, se agrupen i se acumulen en forma de placa bacteriana entre nuestras piezas dentales.

Otras causas relacionadas con la periodontitis son el tabaco, el estrés, otras enfermedades como la diabetes, tener las defensas de nuestro organismo bajas y los cambios hormonales.

Una edad avanzada, el abuso de sustancias, la obesidad, la genética o seguir una alimentación inadecuada también forman parte de los factores de riesgo de la enfermedad.

¿Cuáles son los síntomas?

El principal síntoma de la periodontitis es el sangrado de las encías. Éste puede ser espontáneo o durante el cepillado.

El sangrado de las encías no es normal. Por tanto, representa la primera señal de alerta.

Otros síntomas son:

  • Mal aliento
  • Hipersensibilidad
  • Pérdida de la encía
  • Dolor al masticar
  • Encías enrojecidas
  • Separación de las piezas dentales

¡Atentos fumador@s! El tabaco reduce el flujo sanguíneo, por lo que hace que sea más difícil diagnosticar los síntomas de la periodontitis. Además, las personas fumadoras cuentan con 3 veces más riesgo de sufrir esta enfermedad.

Es importante prestar atención al estado de nuestras encías para evitar descubrir la enfermedad cuando se encuentre en fases más avanzadas.

Otras complicaciones de la periodontitis

Esta grave enfermedad de las encías también puede afectar a la salud de la persona que la sufre.

La periodontitis puede estar relacionada con enfermedades vasculares, diabetes, infecciones respiratorias o complicaciones en el parto.

¿Cómo tratar la periodontitis?

El primer paso es visitar a un profesional de la odontología para conocer su diagnóstico.

Una vez examinada la situación, deberemos seguir sus indicaciones para llevar a cabo el tratamiento más adecuado según la situación de cada paciente.

La periodontitis requiere un tratamiento profesional que detenga la pérdida del hueso que sujeta los dientes y, en algunos casos, regenerar la parte dañada.

Cuanto antes se pida ayuda profesional, más probabilidades tendrá el paciente de solucionar el daño causado por la enfermedad.

¿Cómo prevenir la periodontitis?

Es imprescindible contar con una higiene bucal correcta en nuestra rutina diaria desde bien pequeños para prevenir este tipo de enfermedades.

Esto implica cepillarnos los dientes un mínimo de dos veces al día durante dos minutos. El uso de hilo dental es de lo más beneficioso.

Por último, por supuesto, visitar al dentista periódicamente y realizar una higiene profesional cada 6 meses es esencial para nuestra salud bucodental y general.

 

Comentarios

Pide tu Cita










Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies