¿Por qué fumar es malo para nuestra salud oral?

Es probable que hayamos escuchado una y mil veces que fumar tiene un grave impacto en nuestra salud oral.

¿Cómo afecta el tabaco a nuestra boca y por qué es un grave problema?  ¡Sigue leyendo!

Manchas amarillentas

El efecto amarillento es una de las consecuencias más conocidas del hábito de fumar.

Esta decoloración es en realidad manchas dejadas por la nicotina y el alquitrán que se encuentran en los cigarrillos y otros productos de tabaco. Los dientes amarillentos pueden ser extremadamente difíciles de blanquear, según la profundidad de las manchas y el tiempo que hayan estado expuestos a los diversos químicos que se encuentran en los productos de tabaco.

Exponer los dientes a estos productos químicos debilita el esmalte dental, la capa protectora que no se puede reemplazar. Lo que hace que los dientes se vuelvan vulnerables y permite que las manchas se adhieran profundamente a los dientes.

Dientes podridos

Debido a que los químicos en los productos del tabaco debilitan el esmalte protector del diente, los dientes se vuelven más susceptibles a las bacterias, ácidos y otras sustancias destructivas.

Sin una capa protectora, estas sustancias pueden devorar los dientes y eventualmente causar que se pudran hasta la raíz del diente. Esto puede ser extremadamente doloroso y puede hacer que los dientes se aflojen, requiriendo extracción e incluso que se caigan.

Esta podredumbre también puede llevar a una infección que conduce a problemas aún más grandes. Fumar provoca una falta de oxígeno en la sangre, que nuestro cuerpo necesita para combatir estas infecciones. Ser menos capaz de combatir naturalmente la infección también puede llevar a problemas importantes como la enfermedad de las encías.

Enfermedad de las encías

La disminución de los niveles de oxígeno en la sangre conduce a un sistema inmunitario debilitado y deja nuestra boca vulnerable a las infecciones.

Esto significa que las bacterias que se encuentran en la boca pueden acumularse e infiltrarse más fácilmente en sus encías.

Las bacterias pueden destruir rápidamente el tejido de las encías, haciendo que retroceda y se afloje y sea insalubre.

Las encías ayudan a anclar los dientes en su lugar, por lo que cuando nuestra salud se ve comprometida, los dientes pueden aflojarse y potencialmente caerse.

Cuando la enfermedad de las encías avanza, puede afectar los huesos y el tejido circundante, causando que también se descompongan.

Diversos estudios han demostrado que aquellos que fuman tienen dos veces más probabilidades de contraer la enfermedad de las encías que aquellos que no fuman.

Cáncer

Los productos de tabaco como cigarrillos, pipas, tabaco de mascar y otros son altamente cancerígenos.

Los productos químicos que se encuentran en estos productos se han citado como una de las principales causas de muchos cánceres, incluido el cáncer de boca.

Según la Oral Cancer Foundation, hay más de 7,000 productos químicos que se encuentran en el humo del tabaco, incluidos más de 70 que se sabe que causan cáncer.

El cáncer oral es especialmente peligroso porque, en general, quienes lo tienen no lo saben en las primeras etapas, ya que no producen efectos secundarios dolorosos hasta que se diseminan.

El cáncer oral puede tomar muchas formas, como bultos sin explicación, sangrado, hinchazón, entumecimiento, dolor y dificultad para tragar.

Sensibilidad dental

Debido a que fumar debilita o erosiona el esmalte dental, los dientes de los fumadores a menudo son vulnerables y pueden volverse extremadamente sensibles a las temperaturas frías y calientes.

Esto puede ser muy doloroso y muy restrictivo cuando se trata del consumo de alimentos y bebidas.

Tratamiento

Existen pastas de dientes y enjuagues bucales disponibles en el mercado, producidos específicamente para quienes usan productos de tabaco, sin embargo, no son tan efectivos para tratar los problemas orales provocados por el hábito de fumar como lo es deshacerse del hábito.

Los consumidores de tabaco, especialmente, deben visitar a su dentista regularmente para que su salud oral sea vigilada de cerca.

Es importante tener en cuenta que el único tratamiento verdaderamente eficaz para restaurar la salud de la boca de un fumador es dejar de fumar.

Comment

There is no comment on this post. Be the first one.

Leave a comment

X