¿Por qué vale la pena apostar por la salud ante el coste de la ortodoncia?

El tratamiento de ortodoncia no es barato, pero eso no significa que debamos ignorar la gran importancia de llevarlo a cabo para mejorar nuestra salud bucodental y general.

La mala posición de nuestros dientes es mucho más que un problema estético. Puede afectar a nuestra salud general, así como causar dolor y un coste elevado de dinero a lo largo de nuestra vida.

A continuación, compartimos los motivos por los que vale la pena apostar por nuestra salud.

Nuestra salud bucodental se ve afectada

El mayor problema con los dientes torcidos es que debido a que todos los dientes están pegados entre sí, es más difícil limpiarlos correctamente. Puede ser muy difícil colocar el hilo dental entre los dientes mal posicionados. Esto lleva a la acumulación de placa y las partículas de comida se atascan entre los dientes. Permitir que las bacterias se acumulen en nuestra boca tiene como consecuencia sufrir otros problemas dentales de mayor gravedad.

A veces no somos conscientes de la importancia de nuestros problemas de alineación. La mala posición de nuestros dientes puede aumentar las posibilidades de contraer una enfermedad de las encías.  

Los dientes torcidos pueden no encajar correctamente en la boca, provocando el mismo problema con las encías. Este hecho conduce al desarrollo de pequeñas cavidades entre los dientes, atrayendo bacterias que se convierten en placa y que pueden acabar provocando una enfermedad periodontal. Recordamos que este tipo de enfermedades pueden llegar a provocar la caída de nuestros dientes.

Mal aliento

El mal aliento también puede estar relacionado con los dientes mal posicionados. Si bien puede darse el caso en el que tengamos mal aliento debido a algo que hemos ingerido, nuestros dientes torcidos podrían estar causando ese mal aliento, pues el olor puede provenir de las bacterias persistentes atrapadas entre los dientes torcidos.

Si, aún usando adecuadamente el hilo dental y cepillándote correctamente los dientes sigues sufriendo mal aliento constante, es hora de que visites a un especialista en ortodoncia.

Aumento del riesgo de lesión dental

Cuando los dientes están torcidos, las superficies son desiguales. Esto, a menudo, lleva a que los dientes se froten unos contra otros. Este hecho puede acelerar el desgaste de los dientes y el deterioro del esmalte dental, lo que hace que nuestra sonrisa envejezca más rápido de lo que debería ser normal.

Además, si practicas deportes y te golpeas en el rostro o si te tropiezas y te caes, los dientes que sobresalen corren más riesgo de lesionarse.  Los dientes mal posicionados se pueden astillar fácilmente o incluso fracturarse. Si esto sucediera, es mejor ver a nuestro dentista de confianza de inmediato para que el resto de la pieza dental no comience a deteriorarse.

Aumenta el riesgo de enfermedad 

Los dientes torcidos no afectan solo a nuestra salud dental, también lo hacen a la salud general.

Diferentes estudios han demostrado la correlación de la enfermedad de las encías con otras enfermedades de gravedad como diabetes o, incluso, cardiopatías.  La inflamación en las encías puede llevar a niveles más altos de inflamación en todo el cuerpo, haciéndolo altamente susceptible a muchas enfermedades.

Invertir en ortodoncia es invertir en nuestra salud.

¿Tienes problemas de posición o dudas relacionadas con los diferentes tipos de tratamiento de ortodoncia? Visita nuestra clínica dental. Estudiaremos tu caso y trabajaremos para ofrecerte el mejor tratamiento y solución.

Comment

There is no comment on this post. Be the first one.

Leave a comment

Call Now Button
X