¿Qué puede decir la lengua de nuestra salud?

Nuestra lengua juega un papel clave en nuestra capacidad tanto para saborear como para tragar los alimentos que ingerimos. Además de ello, también nos puede dar pistas de nuestra salud bucodental y general.

Revestimiento blanco en la lengua

La lengua debería ser de una tonalidad rosada. Si partes de la lengua se encuentran cubiertas de una sustancia de color blanco, podría ser consecuencia de sufrir aftas orales o no mantener una higiene bucal correcta en la que cepillar la lengua es imprescindible.

Parches blancos en la lengua

La leucoplasia es una afección que puede ser consecuencia de la irritación de lengua por malos hábitos como fumar. El problema no se queda aquí, sufrir leucoplasia puede llegar a aumentar el riesgo de sufrir cáncer bucal. Recomendamos visitar al profesional de la salud bucodental en caso de descubrir manchas blanquecinas en nuestra lengua.

Lengua demasiado roja

La lengua demasiado roja puede asociarse a una deficiencia de vitaminas como ácido fólico o B-12. Una solución puede ser visitar nuestro médico de confianza para que éste/a nos recomiende un suplemento vitamínico adecuado a cada paciente.

Lengua dolorida

Si nuestra lengua es demasiado sensible en un punto o en todas partes, podríamos estar sufriendo una alergia alimentaria o un afta en desarrollo. No deberíamos preocuparnos por ellos, a menos que estos síntomas no desaparezcan. Si no lo hacen, deberíamos pedir opinión profesional al respecto.

Lengua “peluda”

Nos puede parecer extraño, pero, a veces, una acumulación de proteínas puede hacer aparecer pequeñas protuberancias que se pueden alargar y “atrapar” los alimentos. Este síntoma puede darnos la sensación de contar con “pelos” en nuestra lengua. Por lo general, un buen cepillado o raspado de la lengua se encargará de solucionarlo.

El profesional de la odontología actúa como primera línea de defensa contra problemas de salud.

¡Sácale la lengua a tu dentista! Recomendamos realizar un chequeo oral completo, como mínimo, una vez al año.

¡Nunca sabemos lo que nuestra lengua puede decirnos de nuestra salud!

Comment

There is no comment on this post. Be the first one.

Leave a comment

X